Reproducimos aquí el artículo del diario El Mundo sobre la restauración de diferentes e importantes elementos del famoso BIG BEN londinense. Nos da verdadera envidia (la envidia sana no existe), observar como tratan las autoridades de cualquier lugar del mundo sus respectivos patrimonios históricos y artísticos.

Una vez más se demuestra que el Valle de los Caídos es un monumento de «perfil bajo», ¿verdad Señora Gerente de Patrimonio Nacional?,  para las autoridades de Patrimonio y del gobierno del Sr. Rajoy. «Del Valle de los Caídos que ni se hable», parece ser que es una frase bastante repetida y convertida ya en consigna en los pasillos de Moncloa….

Pues no va a ser así, del Valle de los Caídos se va a hablar y mucho, porque es nuestra obligación, y porque en esta asociación, a sus asociados y simpatizantes si que queremos, a diferencia de a los antes aludidos, que el Valle de los Caídos sea un patrimonio que pueda ser admirado por las próximas y futuras generaciones.

Y las citas en las urnas se aproximan Sr. Rajoy.

 

 

Las agujas del Big Ben se detienen

bigben

Las agujas del Big Ben de Londres señalan las doce en punto desde las 09.00 GMT de este lunes, cuando el mecanismo del reloj se desconectó para facilitar unas labores de limpieza que se prolongarán hasta el jueves.

Los miles de turistas que cada día se acercan al palacio de Westminster, sede del Parlamento británico y uno de los puntos más visitados de la ciudad, observarán durante esta semana a cuatro operarios suspendidos con cuerdas frente al famoso reloj.

Los encargados de la limpieza dedicarán una jornada a cada una de las cuatro caras del Big Ben, en lo alto de la Torre de Isabel, de 95,7 metros.

Cada una de esas caras está compuesta por 312 piezas de fino vidrio opalino de color blanco, ensambladas en un marco de hierro fundido.

«Es un proceso complejo que requiere verdadera destreza en las alturas. Contamos con un equipo de expertos que se asegurará de que el reloj queda perfectamente limpio. Se trata de una pieza del patrimonio nacional que debemos salvaguardar para las futuras generaciones», explicó Steve Jaggs, responsable de mantenimiento del Big Ben.

Aunque las agujas estarán detenidas durante las labores de los operarios hasta el jueves, o bien hasta el viernes si las condiciones meteorológicas retrasan la tarea, el mecanismo interno del reloj continuará funcionando sin interrupción.

«Como se puede ver, las manecillas han quedado paradas en las doce en punto para mantenerlas fuera del camino de los limpiadores», dijo Jaggs a la cadena BBC.

La gran campana de 16 toneladas que da nombre al Big Ben seguirá marcando las horas con puntualidad británica, por lo que los operarios trabajan con un equipo especial para aislarse del ruido.

Unos 10.000 turistas y londinenses acceden cada año al interior de la Torre de Isabel, una visita gratuita para la que es necesario apuntarse a una lista de espera que en ocasiones alcanza los cuatro meses.

El reloj del Big Ben se inauguró en abril de 1859, si bien no comenzó a funcionar hasta finales de mayo de ese año, debido a que las agujas de hierro originales resultaban demasiado pesadas y fueron sustituidas por otras más ligeras de cobre.

 

Fuente: El Mundo

Categorías: Noticias

3 commentarios

Fiel Infantería Española · 23 agosto, 2014 a las 15:22

Hoy, 23 de agosto, en LibertadDigital (http://www.libremercado.com/2014-08-22/el-gobierno-regala-otros-160-millones-en-subvenciones-al-exterior-1276526457/), sobre el indecente despilfarro de dinero público por el PP, el mal menor, el partido de los católicos, el que iba a solucionar los problemas de España, con el que el Valle de los Caídos estaría protegido:

«El último ejemplo de este despilfarro se encuentra el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicado este viernes. El Ministerio de Exteriores reparte entre numerosas ONGs cerca de 160 millones de euros en ayudas públicas al exterior de todo tipo.

En concreto, la resolución recoge más de 60 subvenciones concedidas por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) para realizar «convenios de cooperación para el desarrollo correspondientes al año 2014».

Curiosamente, la cuantía de la inmensa mayoría de ayudas asciende a 2,5 millones de euros por proyecto, lo cual demuestra, entre otras cosas, la absoluta discrecionalidad y la ausencia total de análisis de eficacia y costes que aplica el Gobierno para decidir el reparto de este dinero.

A continuación, algunas de las subvenciones que recoge el BOE:

– «Educación transformadora en América Latina».

– «Contribuir al derecho a la salud en las regiones de Cochabamba y La Paz», Bolivia.

– «Mejora de las capacidades de resiliencia de la población y sus medios de vida para luchar contra la inseguridad alimentaria, afrontar las crisis de origen natural o antrópico y reducir las condiciones de pobreza con un enfoque de equidad de género y derechos», Honduras.

– «Contribución a las desigualdades de género», Nicaragua.

– «Fortalecimiento de la institucionalidad democrática y plena vigencia de derechos y libertades fundamentales para la consolidación de la democracia y el Estado de Derecho», Perú.

– «Promover el reconocimiento y ejercicio del derecho a la salud sexual y reproductiva (DSSR)», Bolivia.

– «Desarrollo rural sostenible y equitativo en Cisjordania».

– «Fortalecimiento de las capacidades de los campesinos y las campesinas organizadas para establecer un sistema de desarrollo rural justo, equitativo y sostenible», Honduras.

– «Contribuir al diseño de cualificaciones profesionales y la implementación de nuevas ofertas formativas», Nicaragua.

– «Fortalecer y visibilizar a las mujeres a través de sus organizaciones y redes y apoyar sus iniciativas de desarrollo local y construcción de paz», Colombia.

– «Apoyo a los procesos de participación democrática en Marruecos».

– «Fortalecimiento de organizaciones de mujeres indígenas y afrodescendientes del Occidente colombiano».

– «Fortalecimiento de la Gobernanza Ambiental democrática en los tres niveles de gobierno y de la participación ciudadana para el incremento de la capacidad de resiliencia y adaptación al cambio climático de las mujeres y poblaciones indígenas y campesinas», Perú.

– «Agricultura, refuerzo del tejido asociativo rural y derechos socioeconómicos de mujeres y jóvenes», Senegal.

– «Contribuir al desarrollo local territorial promoviendo la transformación de la matriz productiva en la sierra central ecuatoriana».

– «Fomentar el crecimiento económico inclusivo sustentado en el fortalecimiento del tejido económico local centrado en los pequeños productores», Ecuador.

– «Creación de oportunidades y alternativas económicas sostenibles e inclusivas», Mozambique.

– «Contribuir a la gobernabilidad y seguridad democrática desde la promoción y la defensa de los derechos humanos de la población joven para contribuir a la reducción de las desigualdades sociales, de género y a la promoción de la cohesión social», El Salvador.

– «Promover la resiliencia de los sistemas productivos de los grupos en situación de vulnerabilidad ante el cambio climático en Centroamérica desde una perspectiva de desarrollo rural territorial en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua»…»

Mariano Rajoy a sus ministros y a sus medios de difusión afines: «Que no se hable del Valle de los Caídos bajo ningún concepto».

Bien, entonces hablemos más aún de él y de los incumplimientos, traiciones y deserciones del PP en todos los ámbitos de la política.

Guripa · 20 agosto, 2014 a las 12:27

El PP sigue en todo las políticas más sectarias del PSOE. No ha derogado la ley de desmemoria histérica, no ha tirado a la basura a la comisión de presuntos expertos sobre el Valle de los Caídos y a sus nefastas conclusiones y recomendaciones, no ha impedido que se siga asesinando a niños en el vientre de sus madres, no ha hecho una ley de huelga, no ha modificado la ley electoral para impedir las aspiraciones de los secesionistas, …

El PP y el PSOE son las dos caras de la misma moneda. Una por odio a España y a la verdad, y la otra por cobardía y traición. Al fin y al cabo ambos partidos no son más que una superestructura parasitaria, nefasta para los intereses de España, que se necesitan mutuamente para blindar se en el poder.

Sin embargo nadie les librará de rendir cuentas por sus delitos, como el de desatender el Valle de los Caídos y tratar de acabar con él, o como el de ocultar la verdad de ese magnífico monumento, algo que el PP tiene muy fácil gracias a la irrefutable tesis del profesor Alberto Bárcena, silenciada por los medios de difusión del poder a la vez que se emiten programas de radio o reportajes que propagan las mentiras vertidas sobre su naturaleza y construcción por la izquierda y los secesionistas vascos y catalanes.

Expliquen y difundan de una vez esa tesis y saquen a los españoles de la mentira en que viven sobre el Valle de los Caídos. Les están robando su historia, ¡sinvergüenzas!

Álvaro de Sande · 20 agosto, 2014 a las 12:16

«Se trata de una pieza del patrimonio nacional que debemos salvaguardar para las futuras generaciones».

He ahí una frase plena de sentido común y de responsabilidad histórica, inspirada por el profundo respeto hacia la patria y hacia la tradición nacional.

Estas virtudes están siempre presentes entre los británicos, que tienen y practican un acendrado patriotismo. Por algo siguen siendo una potencia mundial en varios órdenes, como el cultural, el político o el militar. En España, en cambio, desgraciadamente, el patriotismo no es una virtud extendida, ni el respeto a la tradición nacional un valor, ni el sentimiento de la trascendencia o responsabilidad histórica una cualidad de nuestra sociedad. En España, en cambio, desgraciadamente, el relativismo moral y el odio a nuestra historia, tradiciones, símbolos y al mismo nombre de nuestra patria, son hechos cotidianos, muy progresistas, muy tolerantes para con lo extraño y ajeno, pero muy radicalmente contrarios a lo que dictan el sentido común y el deber.

La frase entresacada del texto me sugiere otra: «la historia juzgará con dureza a los actuales responsables de Patrimonio Nacional, y a los de la política en general, por trabajar contra la patria, contra la verdad y contra el bien común, en favor se sus intereses grupales y de sus visiones sectarias de la historia».

Pero también espero que haya unos tribunales de justicia que apliquen la verdadera justicia sobre esta casta política enemiga de todos los españoles, que nos divide y enfrenta para provecho propio. Y espero que ese juicio sea pronto.

El Valle de los Caídos sobrevivirá a esta época de indigencia moral y podredumbre política y, desde sus explanadas, sintiendo el mismo orgullo que hoy de ser españoles y de estar cumpliendo con nuestro deber, miraremos victoriosos por haberlo «salvaguardado para las futuras generaciones».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *