Presentación del libro «Los Presos del Valle de los Caídos», del Profesor Alberto Bárcena Pérez.

Jueves 28 de mayo de 2015, a las 19.30 horas, en los salones de la Fundación Universitaria Española. Calle Alcalá 93. Madrid

Entrada libre hasta completar aforo.

Se ruega máxima difusión.

LIBRO

Categorías: Noticias

4 commentarios

José Antonio · 8 mayo, 2017 a las 10:33

Lo estoy leyendo ahora. Muy esclarecedor y bien documentado.

Ana · 19 octubre, 2016 a las 15:24

Se sabe cuantos muertos hubo?

    linares · 19 octubre, 2016 a las 15:34

    Según testimonios del doctos Ángel Lausín (medico de los tres destacamentos penales del Valle de los Caídos), hubo 15. Fruto de las investigación de la ADVC, fue localizado un 16º fallecido en las obras, que el doctor Lausín no pudo contabilizar al fallecer en Madrid, en la clínica del Trabajo, de la Avda. de Reina Victoria, días después del accidente.

Guripa · 12 mayo, 2015 a las 20:59

Este libro recoge la tesis doctoral del autor sobre la VERDADERA HISTORIA DE LA CONSTRUCCIÓN DEL VALLE DE LOS CAÍDOS, que le fue aprobada por unanimidad ante un tribunal en el que había personas nada sospechosas de franquistas.

Este libro debería ser de obligada distribución en el Parlamento Español a todas sus Señorías para acabar, de una vez por todas, con las montañas de mentiras que allí se vierten contra el Valle de los Caídos. Vergüenza debería, si la tuviera, darle al gobierno actual desconocerlo y ocultarlo a la información pública nacional, porque yo sé que es así, que se oculta su existencia y contenido.

Este libro también debe ser de obligada venta en la tienda de recuerdos que hay en la entrada de la Basílica del Valle, al mismo tiempo que otros libros que allí se venden deben ser retirados, por higiene y por respeto al público y a la verdad.

En esta tesis se demuestra, con datos contrastables, que no hubo miles de presos políticos trabajando forzadamente allí, sino que hubo poco más de mil presos comunes (asesinos, violadores, ladrones, profanadores, …) durante varios años y que fueron de manera voluntaria a redimir hasta siete días de condena (tras serles conmutada una más que merecida condena a muerte) por cada uno trabajado. Los trabajos que realizaron fueron los menos peligrosos y los muertos fueron, casi todos, trabajadores libres. Estas cosas se tienen que saber de una vez y para siempre.

Nunca le podremos agradecer al profesor Bárcena el enorme trabajo realizado en este campo de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *