La Asociación Para la Defensa del Valle de los Caídos ha hecho llegar a Patrimonio Nacional por registro, un requerimiento, cuyo texto facilitamos a continuación.

 

Madrid, 9 de mayo de 2016

Habiendo tenido conocimiento esta Asociación Para la Defensa del Valle de los Caídos, a través de los medios de comunicación social de que algún descendiente de Manuel y Ramiro Lapeña Altabás (q.e.p.d), pretenden la exhumación de los restos mortales de los antes aludidos, que presuntamente pueden reposar en los osarios de la Basílica Pontifica del Valle de los Caídos, para lo cual parecen haber obtenido alguna resolución en los Juzgados de San Lorenzo de El Escorial, esta Asociación quiere poner de manifiesto lo siguiente:

PRIMERO.- Es indemostrable que los restos mortales de D. Manuel Lapeña Altabás y D. Ramiro Lapeña Altabás reposen en la Basílica Pontificia del Valle de los Caídos, más bien todo lo contrario, puesto que ni en los listados oficiales de enterramientos del lugar, y ni tan siquiera en el mapa de fosas elaborado por el Ministerio de Justicia, aparece referencia alguna al enterramiento de estas dos personas en el Valle de los Caídos.

SEGUNDO.- Si resultare lo contrario, es improcedente la localización de los restos mortales de las referidas personas, dado que se invadirían irremediablemente los derechos del resto de los inhumados en los mismos osarios, así lo demuestra el informe forense del Ministerio de Justicia de fecha 15 de febrero de 2011, y firmado por el prestigioso forense, D. Andrés Bedate Gutiérrez, informe en el que se expresa literalmente lo siguiente, en relación al osario, donde siempre presuntamente se presume la existencia de los restos aludidos:

“Identificación individual: Complejidad extrema, dado el elevado número de individuos, la ausencia de controles identificativos en los columbarios. Elevado riesgo técnico para la extracción de los columbarios. Estudio antropológico muy complejo por elevado número de individuos y mezcla de restos óseos.”

Y sigue:

“La identificación individual de los restos óseos depositados en las criptas y/o capillas queda casi imposibilitada dado el estado de los columbarios observados y el esparcimiento de los restos por las criptas y/o capillas.”

 

TERCERO.- Esta asociación requiere formalmente a “Patrimonio Nacional” para que se abstenga de tocar y manipular los restos mortales de cualquier persona inhumada en los osarios de la Basílica, en la búsqueda de los referidos Manuel Lapeña Altabás y  Ramiro Lapeña Altabás, que desde nuestro punto de vista, y apoyándonos en los listados oficiales de enterramientos en el Valle, ni siquiera reposan en dicho lugar.

CUARTO.- Para el caso de que se procediera a una hipotética manipulación de restos mortales de victimas diferentes a las antes aludidas, requerimos igualmente a “Patrimonio Nacional”, para que notifique con anterioridad dicha circunstancia a todas las familias del resto de los enterrados en el lugar, ya que de otra manera se produciría una absoluta indefensión de los mismos, circunstancia que podría derivar en un delito de profanación tipificado en el artículo 526 del vigente código penal, pudiendo además generar un importante conflicto social entre el resto de las familias, que manteniendo los a sus difuntos en el Valle, se niegan a cualquier manipulación con los mismos.

QUINTO.- Por acuerdo del Consejo de Ministros de fecha 27 de mayo de 2011, se creó la “Comisión de Expertos del Valle de los Caídos”, con el encargo de preparar un informe sobre posibles actuaciones en el lugar. Este informe, en su página numero 12, y en relación a lo que nos ocupa, dice literalmente:

“En todo caso, es evidente para la Comisión, que la satisfacción de dichas demandas, si técnicamente fuera posible, exige evaluar previamente los problemas legales que se plantearán- derechos de las familias que puedan tener intereses contrapuestos- así como el volumen de recursos personales y materiales precisos.”

SEXTO.- El manifiesto estado de deterioro de los osarios de la Basílica Pontificia del Valle de los Caídos está motivado por la grave y continuada falta de mantenimiento en el conjunto monumental del Valle de los Caídos por parte de Patrimonio Nacional a lo largo de las XII legislaturas de la Democracia Española e incluso de los últimos años de la dictadura del General Franco. De hecho y como se expone en el informe forense del Ministerio de Justicia aludido en el punto segundo de este requerimiento, en su página 2, en todos estos años, tan sólo ha existido una actuación en los osarios, en el año 1990:

“Patrimonio Nacional en el año 2004, emite un informe, del que se  desprende que desde la finalización del monumento en el año 1959, “…no ha habido incidencias reseñables, más allá de un movimiento de restos que tiene lugar en 1990 desde el piso primero de la cripta del Santísimo a los pisos de la cripta del Pilar, debido a unas humedades aparecidas en la techumbre de la sacristía.”

Al parecer este movimiento de restos entre los diferentes osarios no se realizó siguiendo el más elemental protocolo a la hora de consignar en los libros de registro de enterramientos los traslados de los mismos.

 

SÉPTIMO.- Esta asociación ya desde este mismo momento, anuncia el ejercicio de cuantas medidas legales sean oportunas, incluidas las penales contra los responsables de cualquier vulneración de los derechos de las familias de los caídos de ambos bandos que allí reposan, y que se niegan rotundamente a la manipulación de los restos mortales de sus familiares.

Asimismo solicito la práctica de las notificaciones interesadas en el cuerpo de este escrito.
En virtud de todo ello,

 

SOLICITO, tengan por presentado este escrito, y por hechas las manifestaciones contenidas en el mismo, a los efectos legales oportunos, y estimándolo, deniegue cualquier actuación que suponga la manipulación de los restos de cualquier persona inhumada en todos los osarios del Valle de los Caídos, que no sean los anteriormente referidos Manuel Lapeña Altabás y  Ramiro Lapeña Altabás.

 

Asociación Para la Defensa del Valle de los Caídos
Tfno: 91 128 77 88 / 672 152 307
www.elvalledeloscaidos.es

 

OSARIOS1

OSARIOS2

Imágenes: gaceta.es

 

Categorías: Noticias

5 commentarios

Guripa · 12 mayo, 2016 a las 20:48

Extraido del blog «La Catedral de los mártires»:

Jesús Delgado de la Fuente (hermano marista Valente José), de 42 años y natural de Mazuelo de Muñó (Burgos), fue asesinado en Castellón el 5 de octubre de 1936 y beatificado en 2013 con su compañero del colegio Mayáns de Valencia y de martirio, Eloy Rodríguez Gutiérrez (hermano Eloy José, de 37 años, hizo su profesión perpetua en 1921). El hermano Valente José hizo la profesión perpetua en 1915. Eloy escribía a su hermano tras la victoria electoral del Frente Popular: “Seguimos cumpliendo la misión sublime que nos ha sido encomendada y que tan insistentemente nos quieren arrebatar. Reza mucho por mí, pues estamos en un momento muy difícil para la religión y para la patria; si Dios no pone remedio, vamos hacia una hecatombe espantosa. Sólo se respira odio de la gente envenenada por un régimen impío”.

Al comienzo de la revolución, los detuvieron y se oyó decir: “¡Matadlos ahora mismo, son fascistas!”. Los soltaron, pero en la tarde del 25 dos grupos de milicianos los echaron de la escuela diciendo: “Ya os podéis marchar, esta escuela es desde ahora propiedad del pueblo”. En dos ocasiones fueron desvalijados en las residencias en que se refugiaron, los insultaron y los llevaron al comité de salud pública, donde les decían: “¡No olvides que eres cura!” y oyeron a un miliciano decir a otro: “Estos, guárdalos bien, pues mañana temprano les damos su merecido”. Llegó de Barcelona un marista que en nombre del hermano provincial dijo que le siguieran para subir a un barco con destino a Francia. De los cinco que viajaban en el tren, tres fueron detenidos por milicianos en Castellón, pero los hermanos Eloy y Valente siguieron viaje, aunque no llegaron a Barcelona (según algunos, el hermano Valente sí llegó, pero fue asesinado en la Estación del Norte). Murieron por tanto en el contexto del engaño sufrido por los 46 martirizados tres días después en Montcada i Reixac.

Éste es uno de los miles de casos de viles asesinatos cometidos durante la guerra civil por elementos izquierdistas y anarquistas pertenecientes al PSOE, al PCE, a la CNT-FAI o a la UGT. Elementos pertenecientes hoy a estas siglas, que siguen siendo inexplicablemente legales, son los promotores de la llamada ley de memoria histórica que pretende hacer pasar por víctimas a los asesinos y por asesinos a las víctimas. Su objetivo hoy es el de saquear los fondos públicos sembrando de nuevo odios viejos, enfrentando a los españoles para sacar tajada a nivel particular y consolidarse en el poder parasitando esta decrépita democracia, que se está desintegrando gracias a elementos como éstos y a otros que se lo permiten y financian por cobardía y deserción de su deber y principios, es decir, al PP. Lo que está pasando en España hoy se parece mucho a lo que precedió a aquella guerra civil.

Y esta gente es la que paga abogados sin escrúpulos ni principios que se dedican a denunciar a obispos por mantener placas en las iglesias en recuerdo de las víctimas de aquella chusma infecta. O a pedir exhumaciones de personas que no están enterradas donde dicen, y que no fueron precisamente ejemplo de personas decentes ni inocentes. El abogado Eduardo Ranz es buen ejemplo de esta calaña de abogados.

¿Vamos a consentir que los herederos de los asesinos se mofen de las víctimas y reescriban la historia de aquella guerra al revés de cómo fue? Estamos en España en una situación critica en la que un nuevo Frente Popular amenaza con llegar al poder para cometer desmanes parecidos, si no peores, a los de aquel de los años treinta del pasado siglo. Y todo gracias al PP de los desertores y vendidos por treinta monedas mal pagadas, a los que les viene muy bien el miedo que aquél genera para poner al pueblo en la tesitura de tener que elegir entre Rajoy o el coletas. Está claro que es el PP el gran beneficiado de ese miedo y, por tanto, parece que ha de ser, por lógica, su facilitador en la sombra. Si no ¿cómo explicar que Montoro y su implacable (contra los humildes) AEAT aún no haya intervenido en aclarar la financiación aparentemente ilegal de Podemos? ¿Quizá porque Podemos aún está haciéndoles un trabajo útil para sus aspiraciones electorales? Tengamos todo esto en cuenta ante las próximas elecciones: gane quien gane, perderá España.

Luis · 12 mayo, 2016 a las 13:02

Los posibles daños causados en los restos de las demás personas que allí reposan, durante la búsqueda, ¿quién sería responsable, el juez, los autores de la operación, las personas que han exigido la búsqueda o todos?. ¿Deberían indemnizar a quienes tengan allí antepasados?.

ALBERTO TORRESANO · 11 mayo, 2016 a las 7:27

¡ Es triste y primitivo, que todavía despues de 80 años, sigamos falsificando la historia y queramos volver al pasado. Esto solo puede ocurrir en España!
La mezquindad es típica de un pueblo tópico.-

María · 10 mayo, 2016 a las 13:58

¿Cuándo dejaremos a los muertos descansar en paz? Es curioso que los hijos de aquellos fallecidos, en su inmensa mayoría perdonaron en ambos bandos, e intentaron olvidar, y sean ahora los nietos, por odio ( no sé a qué, que no han vivido) se empeñen en emponzoñar la convivencia de todos. por mor de una historia que no han terminado de asumir.

Guripa · 9 mayo, 2016 a las 19:38

¿Quién es este tal Eduardo Ranz? ¿Qué interés personal legítimo tiene en revolver el pasado de la guerra civil para enfrentar de nuevo a los españoles entre sí? ¿Quién, cómo y por qué le dirige y financia? porque, con toda seguridad, no actúa por iniciativa propia ni con sus recursos económicos privados. Curiosamente tiene su despacho profesional en la calle Ayala nº4 de Madrid, justo enfrente de la sede de la Abogacía del Estado (Ayala nº5), una zona bastante cara para un abogado, presuntamente, de los pobres.

Y el juez que ha dictaminado a favor de la exhumación de esos cadáveres, que parecen no estar enterrados en el Valle de los Caídos ¿no tiene el deber de informarse fehacientemente de lo establecido previamente por otras autoridades que niegan la viabilidad de las exhumaciones? Si lo ha hecho así ¿cómo calificar su fallo? Y si no lo ha hecho así ¿cómo calificar su procedimiento de información previo a la toma de decisiones?

Lo que resulta de todo punto evidente es el siempre oportuno y hediondo ruido frentepopulista encaminado a caldear el voto de la extrema izquierda de cara a las próximas elecciones generales, una táctica no por repetida mil veces menos despreciable y ruin. Cuando no se tiene nada nuevo que ofrecer al votante se le hurga un poco en los más bajos instintos para que se movilice en la dirección favorable a quienes emponzoñan la vida política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *