El Valle de los Caídos es, le pese a quien le pese, un monumento erigido a la Reconciliación entre los españoles.
En esta asociación hemos defendido, y lo seguiremos haciendo, el carácter reconciliador del monumento.
No existe en todo el mundo precedente alguno en forma de monumento, cementerio o memorial, donde se encuentren hermanados los caídos de ambos bandos  de una guerra fratricida, de la peor de las guerras, una guerra civil entre hermanos.

Para buscar ejemplo de confirmación de lo que aquí defendemos, no hace falta remontarse en el  tiempo más que unos pocos meses:

El 30 de junio de 2013 la Reina Isabel II de Inglaterra, inauguró en las inmediaciones del Palacio de Buckingham un memorial a los pilotos británicos muertos en la 2ª guerra mundial. Acompañaron a la Reina, además de sus hijos y nietos, más de 5000 veteranos de guerra.

001

La Reina Isabel II inaugurando el memorial a los aviadores británicos que murieron en la Guerra.

 

Haciendo un poco de memoria debemos recordar que según las cifras que se dan como veraces fueron 42.000 los británicos que murieron a consecuencia de las bombas lanzadas por la aviación nazi, la famosa Luftwaffe, y sin embargo se calcula que en Alemania fueron más de 500.000 los civiles muertos a consecuencia de los bombardeos británicos y norte americanos, de ellos casi 45.000 en el famoso bombardeo de Dresde en febrero de 1945.

006

Imagen aerea de Dresde tras los bombardeos de la Royal Air Force.

El anteriormente citado monumento inaugurado por la Reina Isabel, obra del arquitecto Liam O’Connor levantó cierta polémica por su “arquitectura ostentosa”. Críticos alemanes y británicos consideraron que “(el monumento) resalta demasiado el papel de los aviadores británicos y demasiado poco el de los civiles muertos en ambos países”. Sin embargo, y para zanjar cualquier polémica, la Alcaldesa de Dresde, Helma Orosz, afirmó que “cada país y cada ciudad tienen su propia cultura del recuerdo”, dando por bueno el “recuerdo a todas las víctimas de la guerra que simboliza el monumento”.

Dejando abierta una reflexión sobre esto, y volviendo al tema que ocupa y preocupa a esta asociación, y sobre todo porque se ajusta con precisión milimétrica a lo antes expuesto, queremos recordarlo acontecido en el Valle de los Caídos los días 12 y 13 de octubre de 1963 durante la Asamblea de la Confederación Europea de Antiguos Combatientes:

Los citados días del mes de octubre de ese 1963 se celebró a petición del gobierno español una asamblea de la citada Confederación. Esta entidad a la que España pertenecía hacía tan sólo unos pocos años aglutinaba a las diferentes asociaciones y hermandades de excombatientes de un buen número de países de Europa y desde luego de la mayoría de países contendientes en la 2ª Guerra Mundial.

De este modo en el Valle de los Caídos, se reunieron antiguos combatientes de Bélgica, Bulgaria, Polonia, Austria, Hungría, Grecia, Estados Unidos, Portugal, Italia, Francia y Alemania… entre otros.

002

Generales franceses y españoles conversan durante el encuentro.

 

De las intervenciones de las diferentes representaciones extractamos las siguientes por su indudable interés:

 

Mr. M. Delepelaire, representación de los excombatientes belgas:

“Excelencias, queridos Camaradas, ¡qué alegría para mi traeros el saludo de Bélgica a este marco de infinita grandeza como es el Valle de los Caídos!, ¡Bélgica está unida a España por tantos lazos!….

… lo que puede lograr esta Confederación Europea de Antiguos Combatientes, es que nos reunamos codo con codo todos los hombres de buena voluntad de Europa, para rehacer una Europa feliz y alegre donde reine la Paz”

003

El Presidente de la Confederáción Europea de Antiguos Combatientes, Eugene Van der Meersch,
durante su alocución

Sr. Nistri por la Confederación Italiana de ex- combatientes:

“¡Camaradas combatientes de Europa! Es imposible expresar con palabras la emoción profunda que reina en el ánimo de todos los combatientes italianos al traer a este templo el saludo de todos cuantos combatieron. A este templo maravilloso que constituye un ejemplo para el movimiento de Europa entera por la Paz y la libertad”.

005

Reencuentro de Paz: El General Koenig, del Ejército francés, y el General alemán,
antiguo comandante militar de Paris, Von Choltitz, en amistoso dialogo de camaradas
en el Valle de los Caídos.

 

General Alfonso Botelho, por los antiguos combatientes portugueses:

“Ante este monumento único en el mundo como expresión conjunta del mas alto amor a la Patria y sentimiento humano, homenaje a los caídos en la batalla de la vida, nos inclinamos con admiración… en este momento sublime, pido a Dios que ilumine a los hombres…”

D. Pedro Rubio Tardio, por la Delegación Española:

“Hoy vuestra presencia bajo el signo de la Cruz junto a las altas peñas de este valle, cerca de las cenizas de quienes todo lo dieron por un mundo mejor, más libre y más justo, debe  conmover el silencioso recogimiento de su descanso”

004

En representación del gran Rabino Kaplan, llegó desde Paris, expresamente para asisitir
 a los actos del Valle de los Caídos, el rabino André Chekroun.

Mounsieur M. Fougerolles (Francia):

“En este marco austero y majestuoso, de sacrificio, de recogimiento y oración, tenemos una cita con nuestros caidos, con los de España, con todos los muertos de todos los países, de todas las guerras, de todos los combates, caidos por su ideal.”

Mr. Van de Meerch, Presidente de la Confederación Europea de Antiguos Combatientes:

“Con cuanta emoción se presenta la misa de pontifical en esta Basílica, que podemos considerar como la de la Reconciliación de los Pueblos…»

Saquen Uds. sus propias conclusiones…

 

 

Pablo Linares
Asociación Para la Defensa del Valle de los Caídos.
Agradecimientos: Miguel Ángel Vázquez y Ricardo Gómez de Ortega y Junge.

 

Categorías: Noticias

4 commentarios

Perfecto · 13 mayo, 2017 a las 15:35

Me puedo hacer socio?

CARLOS G. AGULLÓ · 9 mayo, 2017 a las 17:58

La argumentación, tanto testimonial como documental, para considerar al conjunto religioso y funerario del Valle de los Caídos es tan abrumadora como para que la UNESCO lo declarara Patrimonio de la Humanidad. Pero a los re-escritores de la historia no les interesa ni les conviene. Para ellos, la verdad histórica hay que hacerla desparecer bajo un túmulo de cunetas vacías y supuestos crímenes… ¡entre los que no se encuentran los perpetrados por ellos en el Holocausto Católico y Español de 1936-39!

Guripa · 6 diciembre, 2016 a las 13:30

Lo que resulta evidente es que los que persiguen la demolición o desnaturalización del Valle de los Caídos son gentes irreconciliadas e irreconciliables. Además de esta verdad también resulta palmariamente obsceno el hecho de que estas gentes sólo se movilizan contra algo cuando hay dinero que embolsarse de forma fácil y sin dar cuenta de él. ¿Cómo explicar si no la ausencia de reclamaciones y movilizaciones antes de la existencia de la mal llamada ley de memoria histórica y los cientos de miles de euros con que ésta ha regado a las innumerables organizaciones nacidas al calor de la falsificación para embolsarse esos dineros?

La mentira, el rencor y la avaricia son las únicas motivaciones de los falsificadores de la historia, estos autoproclamados herederos del Frente Popular.

La historia nos muestra hechos irrefutables. Algunos de los principales intelectuales impulsores de la República definieron perfectamente a sus coetáneos, los padres ideológicos de esta gente, después de constatar a dónde habían llevado a España con sus ideologías y comportamientos:

«Si llegamos a ganar la guerra nosotros, se hubiera establecido el comunismo en España… En agosto del 37… me dice Azaña que “la guerra está perdida, pero si la ganamos, los republicanos tendremos que abandonar España, si nos dejan, porque el Poder quedará en manos de los comunistas”… Oiga se van a asustar cuando lean que yo no deseaba la victoria de la guerra civil, pero es cierto que tampoco la deseaba Azaña, hubiéramos tenido que marcharnos de España… Se van a escandalizar cuando lean que yo no deseaba el triunfo republicano, pero es verdad».
 Claudio Sánchez Albornoz

«No hay gobierno en Madrid; hay solamente bandas armadas, que cometen toda clase de atrocidades posibles… Azaña nada representa… Es el gran responsable de lo que acontece. Cuando el movimiento surgió creyó que se trataba de un simple pronunciamiento. No comprendió que había un pueblo dispuesto a unirse al Ejército. Sólo pensó en el Frente Popular, sin tener en cuenta que los campesinos, los pequeños obreros, y los pequeños burgueses que vivían con dificultad eran más pueblo que los elementos del Frente Popular, y armó a unos hombres que, en el momento en que se encontraron con un fusil en la mano, se transformaron en bandidos».
 Miguel de Unamuno

«Cuanto se diga de los desalmados mentecatos [los Frentepopulistas] que engendraron y luego nutrieron a sus pechos nuestra gran tragedia, todo me parecerá poco. Lo que nunca pude concebir es que hubieran sido capaces de tanto crimen, cobardía y bajeza».
Ramón Pérez de Ayala

«Ni Franco ni el Ejército se salieron de la ley, ni se alzaron contra una democracia legal, normal y en función. No hicieron más que sustituirla en el hueco que dejó cuando se disolvió en ‘sangre, fango y lágrimas’».
Alejandro Lerroux

«La guerra está perdida; pero si por milagro la ganáramos, en el primer barco que saliera de España tendríamos que salir los republicanos, si nos dejaban».
 
No quiero ser presidente de una República de asesinos» (en referencia a las sacas de presos de la carcel Modelo de Madrid).

Manuel Azaña

«Tenemos tal fe en que la causa nacional es la causa de España, que la mantendría con todas sus consecuencias[…] Que la España roja que hoy todavía lucha, es, en su sentido político, total y absolutamente comunista, no lo podrá dudar nadie que haya vivido allí sólo unas horas […] Aunque en el lado rojo no hubiera un sólo soldado ni un sólo fusil moscovita, sería igual: la España roja es espiritualmente comunista roja. En el lado nacional, aunque hubiera millones de italianos y alemanes, el espíritu de la gente sería infinitamente español, más español que nunca. De esta absoluta y terminante verdad depende la fuerza de uno de los dos bandos y la debilidad del otro. Si el lema de “¡Arriba España!” lo hubieran adoptado los del bando de enfrente, el tanto por ciento de sus probabilidades de triunfar hubiera sido, por este simple hecho, infinitamente mayor».
 
«¡Qué gentes! [el Frente Popular] Todo es en ellos latrocinio, locura, estupidez. Han hecho, hasta el final, una revolución en nombre de Caco y de caca».

«Tendremos que estar varios años maldiciendo la estupidez y la canallería de estos cretinos criminales[el Frente Popular], y aún no habremos acabado. ¿Cómo poner peros, aunque los haya, a los del otro lado?».
 
«Mas lo que no admite duda es que las profecías de las derechas extremas o monárquicas que se oponían a la República se realizaron por completo: desorden continuo, huelgas inmotivadas, quema de conventos, persecución religiosa, exclusión del poder de los liberales que habían patrocinado el movimiento (…), negativa a admitir en la normalidad a las gentes de derecha que de buena fe acataron el régimen».
Gregorio Marañón

Y algunas citas también del socialista del PSOE Largo Caballero, el «Lenin español»:

«Se prohíbe sacar copias de estas instrucciones. Quemad estas instrucciones tan pronto os hayáis enterado».
 
– Febrero de 1934, Instrucciones del Comité Nacional Revolucionario. «Escritos de la República». Notas históricas de la guerra en España. pp. 92 a 102.
 
«No creemos en la democracia como valor absoluto. Tampoco creemos en la libertad».
– Verano de 1934 en Ginebra. M. Martínez Aguiar, «¿A dónde va el Estado español?», Madrid, p.135.
 
«La transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas… estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia».
– Madrid, 1936, en el Cinema Europa.  CABALLERO, Largo; Crítica marxista de la bolchevización delPartido Socialista (1930-1936)».
 
«No es así como lo entendemos. La dictadura del proletariado no es el poder de un individuo, sino del partido político expresión de la masa obrera, que quiere tener en sus manos todos los resortes del Estado, absolutamente todos, para poder realizar una obra de Gobierno socialista».
– Largo Caballero; Revista «El Socialista», 15-11-1933. p.2
 
«Cuando el Frente Popular se derrumbe, como se derrumbará sin duda, el triunfo del proletariado será indiscutible. Entonces estableceremos la dictadura del proletariado, lo que […] quiere decir la represión […] de las clases capitalistas y burguesas».
– Largo Caballero; Revista «El Socialista»; 26-V-1936. Transcripción del discurso del 24 de mayo en Cádiz.
 
«La lógica histórica aconseja […] soluciones más drásticas […] Si el estado de alarma no puede someter a las derechas, venga, cuanto antes, la dictadura del Frente Popular. Es la consecuencia lógica e histórica del discurso de Gil Robles. Dictadura por dictadura, la de las izquierdas ¿No quiere el gobierno? Pues sustitúyale un Gobierno dictatorial de izquierdas […]¿No quiere la paz civil? Pues sea la guerra civil a fondo[…] Todo menos un retorno de las derechas».
– Largo Caballero; Claridad, editorial 16-VI-1936.
 
«La democracia es solo el primer paso hacia la consecución de la dictadura del proletariado. Que nadie dude que el poder será nuestro, por las buenas o por las malas. […] Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la Guerra Civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos».
– Largo Caballero; El Liberal; Bilbao; 20-I-1936.
 
«Hay que apoderarse del poder político; pero la revolución se hace violentamente: luchando, y no con discursos».
– Largo Caballero; Congreso de las Juventudes Socialistas (abril de 1934); R. Calaf Masachs; Revolución del 34 en Asturias; Fundación José Barreiro; 1984 (Oviedo); p. 57.
 
Para finalmente reconocer las acciones ilegales del PSOE y de su gobierno:

«Me declaro culpable ante mi conciencia, ante el Partido Socialista y ante España entera de mi participación en el movimiento revolucionario de 1934. Lo declaro como culpa, como pecado, no como gloria. Estoy exento de responsabilidad en la génesis de aquel movimiento, pero la tengo plena en su preparación y desarrollo. Por mandato de la minoría socialista, hube yo de anunciarlo sin rebozo desde mi escaño en el Parlamento. Y yo acepté misiones que otros rehuyeron, porque tras ellas asomaba, no sólo el riesgo de perder la libertad, sino el de perder la honra».
– Largo Caballero, conferencia  en el Círculo Cultural Pablo Iglesias, Ciudad de México, 1 de mayo de 1942.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *